Opiniones sobre Shein

Cambiar nuestro atuendo varias veces en un solo día se ha hecho posible gracias a los precios bajos de las marcas, las apps de compra-venta o los mercadillos de intercambio.

Pero en todo ese mundillo del fast fashion hay una reina por encima de todos: la app Shein.

¿Cómo comprar en Shein?

Vivimos en el mundo de los dispositivos móviles y las aplicaciones, así que la forma más habitual de comprar en Shein será a través de su app.

Sin embargo, conviene saber que esta compañía también dispone de página web con la que podremos realizar nuestras compras desde cualquier ordenador, ya sea fijo o portátil.

Sabido esto, el cómo comprar en Shein poco o nada va a variar según el dispositivo que escojamos.

La plataforma es muy similar a la de cualquier otra firma de ropa, por lo que bastará con ir navegando entre los diferentes apartados (en función del tipo de ropa que busquemos) hasta dar con un producto que case con nuestros gustos.

Localizada esa falda o pantalón sin el que ya no puedes seguir viviendo y más a ese precio tan atractivo, los pasos a seguir serán los de seleccionar nuestra talla (cerciorándose que las medidas son las adecuadas), meter el producto en la cesta virtual y proceder al pago y selección del método de envío que más nos interese.

¿Es fiable comprar en Shein?

La pregunta lógica que nos surge al encontrar este tipo de servicios con productos a bajo coste es si son fiables.

¿Es Shein fiable para comprar como lo pueden ser otras tiendas de ropa online?

Pues la respuesta es sí.

Si compras un producto en esta web, puedes tener la garantía de que ese artículo va a llegarte en las condiciones en que se haya presentado en la web.

Otra cosa es que la talla M corresponda con la talla M que tu usas habitualmente.

Efectivamente, una de las grandes quejas relacionadas con Shein es que, en varias ocasiones, el tamaño de las tallas no se corresponde con las medidas a la que estamos acostumbrados.

Y es precisamente por esto por lo que en el punto anterior te insistíamos en que te asegures de que las medidas corresponden a tu tipo.

La otra gran queja en cuanto a Shein viene originada por la (baja) calidad de los tejidos en las prendas que comercializa.

Hay quien opina que la calidad del producto no es aceptable y hay quien piensa que merece la pena por el precio final de venta.

Pero esta cuestión es extrapolable a cualquier otra tienda de ropa low-cost, no constituyendo en ningún caso un motivo para poner en duda la fiabilidad del servicio de compra en Shein.

¿Cuánto tarda un pedido en Shein?

Bueno, para quien aun no lo sepa, conviene tener claro que la empresa que está detrás de Shein tiene origen chino.

¿Por qué es interesante saberlo? Pues porque al ser de dicha nacionalidad, muchos de sus proveedores, distribuidores, … son también de origen chino y tienen su base operacional en el mencionado país.

Esto conlleva que el servicio de entrega no sea precisamente veloz.

Por norma general hay que contar con unas tres semanas de plazo para recibir en nuestro domicilio un pedido realizado en Shein.

De todas formas, cuando entramos en la página del producto en cuestión, esta información se encuentra indicada junto a la talla de la prenda y su disponibilidad.

Es recomendable, por tanto, fijarse siempre en los plazos de entrega que se indican en cada artículo, para saber si nos interesa comprarlo y nos compensa la espera hasta recibir el producto.

Del mismo modo, ya que las ventanas de tiempo indicadas contemplan una horquilla de 7 días, quédate siempre con la fecha más tardía de ese plazo.

Te ahorrarás sufrimientos si te mentalizas desde el minuto 1 con esa fecha de recepción en la cabeza.

¿Hacen devoluciones?

Como también sucede con la mayoría de tiendas de ropa, Shein permite hacer devoluciones, pero ojo porque tienen ciertas limitaciones.

La más importante es que la devolución del artículo debe solicitarse dentro de los 45 días posteriores a la fecha de compra.

Recuerda que la fecha de compra no es la fecha de recepción (unas tres semanas después), por lo que, si quieres devolver un artículo, no deberás pensártelo mucho tras haberlo recibido.

También es importante saber que las devoluciones no son gratuitas.

Podemos llevarlas a cabo a través del propio sistema de Shein, lo que conllevará un coste a partir de 4.50€, o también podemos elegir nosotros mismos un distribuidor que se encargue de ‘repatriar’ la prenda de ropa hasta su origen.

Sea cual sea la opción elegida, el coste añadido es inevitable.

¿Dónde se encuentra la tienda física?

A día de hoy, la firma Shein no dispone de tienda física en España.

A pesar de que esta compañía comercializa productos en más de 220 países, toda su operación está centrada en el mundo virtual.

De este modo, Shein dispone de centros de atención al cliente en varios idiomas distribuidos por el mundo entero, al igual que cuenta con almacenes propios en los que va distribuyendo sus prendas de ropa para contar con la logística adecuada.

Sabiendo esto, podemos hablar de una sede central situada en China, pero que ni siquiera funciona como tienda física de ropa.

La filosofía de precios bajos es lo que tiene, así que quien quiera disfrutar de la moda low-cost, también tendrá que acostumbrarse a gestionarlo todo a través de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.